Copyright ©2015 (Rui Calçada Bastos) All Rights Reserved

Rui Calçada Bastos: Loneliness comes from one.

Seve Penelas

Prolífica actividade expositiva la de Rui Calçada Bastos (Lisboa, 1971), que en esta rentrée de temporada presenta nuevos trabajos en los espacios dela Galeria Pedro Oliveira, en Oporto, asi como en el Project Room del CAV, Centro de Artes Visuais, de Coimbra, y también en la Kunst Bank Galerie, de Berlin. En esta última como resultado de la beca recibida de la NBK, Neuer Berliner Kunstverein, que le consolida sus lazos con la capital alemana, ciudad en la que reside desde que en 2002 disfrutó deotra beca en la Kunstlerhaus Bethanien, que suposo otra exposición de referencia para el seguimiento de su trabajo, It´s not romantic to be romantic – No es romántico ser romántico. (2003).

Pero esta frenética actividad, que bien parece un eco sarcástico del título de un de sus anteriores obras, Overexposed – Subreexpuesto- (2003), se transforma en degustación ralentizada al contacto con sus trabajos . El enunciado de marcado tono aforístico Loneliness comes from one –La soledade viene de uno-, que ya daba título a otra pieza de 2003 constituida por dos chaquetas invernales colgadas de los extremos de un tubo néon con la frase inscrita, nos invita a la discontinuidad que debería suponer toda visita a una exposición. Una invitación o un aviso ante ese cambio de percepción, de interiorización solitaria que genera la relación con las obras y con las emociones que nos puedan transmitir. Una predisposición que consiguen de manera efectiva las obras de Calçada Bastos, ya sea desde los vídeos en blanco y negro de la série Quadrifoglio (2000 – 2001), con esa temperatura rítmica entre Kafka y Hitchcock, o desde las series de fotografias de Studio Accident (2003 – 2004), donde la soledad es la paradójica compañera del artista en el taller, desatando, entre el azar y la inestabilidad, una suerte de poética del caos de manera que una estantería que se desploma o una mesa coja desemboca en percances no extentos de ironia.

Left(L)overs (2004), con el juego de palabras que implica esa noción de amantes abandonados, es un loop de 1`30``en el que observamos aun hombre de espaldas que se bate el pecho con el efecto sonoro de un disparo y desencadena una polvareda que vuelve a depositarse sobre si mismo . Como en aquella desgarrada prosa de Baudelaire – Los amante son como dos vasos de hiel que se beben el uno al otro con los ojos cerrados -, el amor no correspondido no abandona el nido del corazón y se cierne sobre nosotros como los restos de una eterna letanía. Repetición que alcanza la categoría de inventario en Contents, concebida como instalación sonora, en que la cinematográfica voz de su amigo, el novelista Wassili Zygouris, recita el nombre da cada uno de los enseres que se encuentran en las cajas que ocupan el espacio de la Sala Poste-Ite de la galeria Pedro Oliveira.

Objetos que constituyen la autobiográfica mudanza del artista en el reciente translado de uno a otro estudio berlinés.

La imagen en movimiento retoma el protagonismo en el CAV de Coimbra en Casting Thoughts (2000), con la edición en blanco y negro, selecta y elegante, de los movimientos filmados, robados, de una hermosa mujer en una calle de Paris. Estilo e atmósfera que también destilan su nuevo film de super 8, The mirror suitcase man (2004), que mostrará en Berlin las evolucionesde un hombre sin rostro , sin espacio para los recuerdos en su equipaje, sin más memoria que la del deseo de compartir sus ensoñaciones y passeos callejeros reflejados en las caras de espejo de su maleta. Con una sintomatología literaria tan centroeuropea que lograria reunir a Musil, Canetti, Bernhard y Handke, Rui Calçada Bastos ejerce de anfitrión enmascarado en la otredad pessoana y nos somete, como espectadores, a la delicuescencia de u na narratividad propria del alma enferma de amores.

Seve Penelas for Exit Express Magazine .N-6, October 2004